Ciudad

Ignacio de Lucca en el Año del General Manuel Belgrano.

Anécdotas de la vida de Manuel Belgrano, retratadas por el artista misionero.

Instantáneas ilustradas es una serie de microexhibiciones virtuales creadas con motivo del Año del General Manuel Belgrano. El ciclo presenta ilustraciones de seis artistas visuales de distintas provincias del país que retratan momentos históricos en torno a Belgrano. Las ilustraciones se hicieron a partir de anécdotas que, a modo de instantáneas fotográficas, capturan momentos de la vida del prócer. Las dos instantáneas que aquí se presentan fueron recopiladas y escritas por el historiador Javier Trímboli e ilustradas por Ignacio de Lucca.

La serie forma parte de las producciones realizadas en conjunto por el C.C.K., el Archivo General de la Nación (AGN) y la Secretaría de Patrimonio con motivo del Año del General Manuel Belgrano.

El Inca

Mientras que la declaración de la Independencia del 9 de Julio no levantó polvareda, ya que todo fue unanimidad entre los congresales, la cuestión de la forma de gobierno a adoptarse produjo discusión e impugnaciones, hasta que el asunto se fue apagando. El proyecto más radical que estuvo en danza fue el de crear una monarquía que, aunque temperada y constitucional, tuviera al frente a un Inca. Anduvo muy cerca de ser aprobado, y quien principalmente lo promovió y sostuvo fue Belgrano. ¿Qué lo lleva por este camino? Por el de la monarquía ya venía, recordemos su “misión en Europa” un año atrás junto con Sarratea y Rivadavia, en el marco de la derrota de Napoleón y del Congreso de Viena. También por el desorden generalizado nacido de la Revolución de Mayo, de los signos ciertos de una posible guerra civil y de la amenaza de la anarquía. En la situación del Congreso de Tucumán Belgrano hace irrumpir al Inca porque está convencido de que así se iba a empezar a hacer justicia con ese pueblo que, derrocado violentamente por los españoles de Pizarro, la Revolución de 1810 reivindica, a veces sólo como símbolo, otras en busca de alianzas efectivas. También porque considera que es la forma de garantizar la popularidad del nuevo orden en las provincias situadas al norte de Buenos Aires, a las que imagina halagadas por el hecho de que un Inca sea coronado al frente del gobierno. Una forma arriesgada, por la que apuesta, de alcanzar la unidad de los pueblos, unidad que se está resquebrajando. La idea tenía nombre propio: Juan Bautista Tupac Amaru –era nada más y nada menos que hermano de Tupac Amaru II, aquel que había encabezado en 1780 una rebelión que había hecho estremecer a los Andes–. Desde hacía más de 30 años que Juan Bautista “yacía cautivo en las mazmorras españolas” en Ceuta, al norte de África. El 27 de julio, Belgrano reúne a las milicias de Tucumán para que juren la Independencia. Señala: “He sido testigo de las sesiones en que la misma soberanía ha discutido acerca de la forma de gobierno con que se ha de regir la nación, y he oído discutir sabiamente a favor de la monarquía constitucional, reconociendo la legitimidad de la representación soberana en la casa de los incas y situando el asiento del trono en el Cuzco, tanto que me parece se realizará este pensamiento tan racional, tan noble, y tan justo con que aseguramos la losa del sepulcro de los tiranos”. Es una arenga medida, la impresión es que quiere probar la aceptación que tiene la idea entre esas tropas, una fracción de las masas populares, pero lamentablemente no tenemos cómo saber qué reacción produjo, con qué muecas, si es que las hubo, fue recibida. Por Bartolomé Mitre, que no acuerda en lo más mínimo con el proyecto, nos llegan reacciones críticas: “El pueblo de Buenos Aires, siempre dispuesto a reír como el de Atenas (sic), hizo la caricatura del plan con chistes gráficos, que en su forma ligera condensaba el juicio colectivo de la opinión”. “Monarquía con ojotas”, la llama Agrelo. Dorrego: “Este es un rey de patas sucias”. Nada más lejos de Dorrego que una posición aristocratizante, lanzado como está a un federalismo plebeyo, sintonizando con el “bajo pueblo” de Buenos Aires, pero quizás en ese “bajo pueblo” también vivía la animadversión socarrona frente a los indios, en particular con los incas. Quien llevó la delantera en la reacción y la sorna fue un periodista, “perulero” él también (forma despectiva de llamar a todo lo que viniera del Perú), ya que era originario de La Paz. Su nombre era Vicente Pazos Silva pero se hacía llamar Pazos Kanki, resaltando su procedencia aymara. Según Mitre era un aventurero desopilante. Se lanza a demoler a Belgrano, a quien acusa de desconocer que los incas habían sido una casta también conquistadora de otros pueblos indígenas, del suyo por caso; por lo tanto, a disgusto se sentía él como tantísimos otros por volver, de la mano de este proyecto, a una antigua dominación. A la vez, muchas de estas críticas, que se formularon en el periódico La Crónica Argentina, expresaban el suelo democrático de la sociedad de Buenos Aires, ese fermento que en este punto la unía con los pueblo del Litoral, con el artiguismo, y contra cualquier principio monárquico. Desde el presente, y atentos también a esa exaltación mítica del pasado incaico que empezó a nacer apenas producida la conquista –y a la que Pazos Kanki es impermeable–, la idea de un Inca a la cabeza de una gran nación americana nos simpatiza, y un poco más, nos entusiasma. Sin embargo, estaba lejos de ser una solución para la fragmentación y el vacío de hegemonía que nos amenazaba. No es para paso de comedia el episodio, sino para escena del drama en que Belgrano queda envuelto.

Sobre Ignacio de Lucca

Ignacio de Lucca nació en Apóstoles, Misiones, en 1960. Es ilustrador, artista visual y arquitecto egresado de la Universidad de Buenos Aires. En 1997 fue becario de la Fundación Antorchas para el Programa Nuevos Pintores del NEA. En 2002 obtuvo el Premio Accésit en el Concurso Iberoamericano de Pintura y, dos años más tarde, fue seleccionado para participar de la residencia “Paintings Edge Program” en California, EE.UU., junto a los artistas Terry Winters, Laura Owens y Elizabeth Murray. A lo largo de su carrera ha realizado exposiciones individuales en centros y galerías del país y del exterior, tales como: Centro Cultural Misiones, Centro Cultural Universidad NEA (Resistencia, Chaco), Centro Cultural Borges (Buenos Aires), Galería Palatina (Buenos Aires), Galería Machete (México), OSME Gallery (Viena, Austria) y OSME Gallery (Scope, EE.UU.).

8416564
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
This Month
Last Month
Total
1198
4311
5509
5253390
54148
184319
8416564

Your IP: 46.229.168.130
2020-07-13 07:04