Ciudad

El objetivo de la línea, que funciona durante los 365 días del año las 24 horas, es el asesoramiento, acompañamiento y contención de cualquier mujer en situación de violencia por motivos de género que necesite pedir ayuda.

Debido al contexto de pandemia, durante 2021 se emplearon 25 celulares para facilitar el trabajo remoto. Además, se incorporaron recursos humanos en casi todas las franjas horarias, se añadió atención por chat vía web y WhatsApp, y el BOTI operó durante las 24 horas.

A través del 144, fueron atendidas 63.735 mujeres. La duración promedio de las comunicaciones fue de 15 minutos. En paralelo, la incorporación de la línea al chat de la Ciudad “BOTI”, que ofrece atención desde abril de 2020, y es especialmente útil para aquellas situaciones en las que una mujer se encuentra imposibilitada de hablar por teléfono, recibió 3.786 consultas.

La línea 144 se encarga de abordar todos los tipos y modalidades de violencias.  Física, psicológica, sexual, económica, patrimonial, simbólica y política, así como las modalidades doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica, mediática, en el espacio público y pública-política.

“La violencia de género es una problemática que debe ser comprendida y abordada de manera integral, y eso es lo que venimos haciendo desde el Gobierno porteño. En este contexto, la línea de asistencia es una herramienta clave: queremos que cada mujer de la Ciudad de Buenos Aires sepa que si necesita ayuda, no está sola. Todos los días y a cualquier hora hay un equipo de profesionales para asesorarla y contenerla. Llamar al 144 sirve, y puede salvar vidas”, destacó María Migliore, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat.

Por su parte, Carolina Barone, directora general de la Mujer, sostuvo: “Hemos registrado un aumento importante en el número de llamados, siguiendo la tendencia que se había verificado en 2020, un año que estuvo marcado por la etapa más dura del aislamiento. Este panorama nos obliga a ser innovadoras en todo momento para seguir dando una respuesta eficaz para todas las mujeres que nos necesiten”.

En tal sentido, para este año, se propone retornar a la presencialidad a través de un sistema bimodal, incorporar un equipo de supervisión y seguimiento técnico de casos, adquirir tecnología y recursos informáticos.

Un abordaje integral

El trabajo que lleva adelante el gobierno porteño en materia de lucha contra la violencia de género contempla, además, la presencia de un Centro Integral de la Mujer (CIM) en cada comuna de la Ciudad. Los CIM son espacios de escucha activa y asesoramiento destinados a las mujeres que atraviesan algún tipo de violencia por razones de género. Ellas pueden acudir para obtener información y consultar sobre sus derechos, como así también acceder a herramientas para salir de esta situación y emprender un nuevo camino con redes de contención. Al tratarse de un abordaje integral, la atención que se ofrece incluye asistencia psicológica y social, orientación y patrocinio jurídico.

En los últimos meses, el gobierno porteño fortaleció el trabajo en territorio a través de la creación de un programa destinado a los barrios populares a partir de la firma de un convenio con el Ministerio Público Fiscal, para que las mujeres y personas LGBT+ puedan recibir contención psicológica, asesoramiento legal y realizar denuncias en el mismo momento que se presentan a solicitar asistencia.

“Nuestra prioridad es que cada mujer, independientemente del lugar de la Ciudad donde se encuentre, tenga acceso a una atención de calidad en el momento en que lo necesite. Somos conscientes de que cada caso cuenta con particularidades que lo distinguen del resto. En función de ello contamos con un equipo de especialistas dedicadas a orientar, asesorar y contener a quienes lo requieran, atentas a la complejidad de la problemática”, explicó Barone.

18455968
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
This Month
Last Month
Total
4169
5354
20304
8036901
154696
138567
18455968

Your IP: 3.238.180.255
2022-05-25 16:34